mmm... si, esto describe como me sentía
Comencé a trabajar "en serio" desde el 29 de Setiembre del 2009, me salio una practica de la nada, una amia psicóloga me pidió mi CV para practicar y pase todas las pruebas y entre. Me llamaron y me dijeron: "Empiezas mañana".
Yo feliz.
Dije "en serio" porque antes hice cosas free lance, dictaba clases, tomaba cosas temporales que se acomodaran a mi horario. Y desde ese día yo me tuve que adecuar a las normas y horarios impuestos por mi (al final) adorada empresa.
En esa empresa fui feliz, trabajaba largas horas y al día siguiente me levantaba con una sonrisa para llegar  temprano. Mi jefe era medio fregado, pero aprendí a tratar con el, mi otra jefa era lo que hubiera pedido y mas, me enseño, me tuvo paciencia, me guio y me regaño muchas veces. Al final, yo podia encargarme de las cosas por mi misma, estaba llena de responsabilidades y gozaba con la confianza de toda el area. Todo lo que quisieran, yo lo podía hacer rápido y bien. Y si tenia que ir sábados, iba contenta y orgullosa a terminarlo.
Pero (y digo PERO) todo tiene su final, y mi final fue que yo no he acabado mi carrera. Asi que no podia seguir trabajando, no importara si me recomendara el mismo dueño (que no quiso) De modo, que comence a buscar otro sitio donde echar raices.
Mi segundo trabajo era mucho mas light, mi jefa era muy buena, una capa, pero era workaholic a la n-esima. Me mandaba a hacer algo y lo hacia ella misma mientras me iba al baño o mientras capacitaba a personal. No podía dejar nada pendiente, pues se quedaba hasta las 11pm y lo terminaba. A esto sumemosle que mi empresa fue adquirida a nivel mundial y que tendriamos que mudarnos todos.
Entonces, no me quise arriesgar a perder mi ingreso, asi que volvi a la busqueda.
Encontre una empresa en crecimiento, o que haia crecido mucho en poco tiempo, la entrevista fue medio extraña, el que iba a ser (y luego fue) mi jefe parecio medio raro, pero no hice caso. Este puesto era un ascenso en mi carrera, por lo que acepte mi tercer trabajo "en serio".
Era muchísima carga, no podia ir a clases, no podia comer tranquila, los datos me los pedían al momento. mi jefe resulto ser un maltratador profesional, que me termino humillando verbalmente a la oportunidad que se presentase, que denigraba mi trabajo, mi inteligencia y mis habilidades.
Asi es como hubiera quedado si no me iba
En el momento en que me di cuenta que le estaba creyendo lo que decía acerca de mi, algo exploto dentro y me dije: "Si no me voy ahora, no me voy nunca" Y renuncie. Le dije que no quería trabajar con el. Llame a mis superioras y les deje bien claros mis motivos para irme tan intempestivamente. Ellas comenzaron a ver un patrón (yo estuve 3 meses y el anterior solo 1 mes) y me dieron opciones, pero ya había tomado mi decisión. no tengo porque aguantarle esas cosas a NADIE, no tenia porque estar traumatizada preocupándome que comentario escucharía al día siguiente, si ese día llegaría de mal humor y comenzaría a pedirme datos super difíciles de obtener en 10 minutos. Que me llamara a las 8am y a las 10pm para decirme cosas que podía decirme en cualquier momento. Que iria a mis espaldas a cambiar las indicaciones que les di a mis supervisores, haciendo que mi trabajo final se viera perjudicado.
Mi tranquilidad no tiene precio, así que rechace el aumento que me tocaba, con los demás beneficios y renuncie sin mirar atrás. Me dio miedo la inseguridad económica, pero siempre hay alguien que cuida de mi y me llamaron a los días con una oferta de trabajo muy atractiva, así que estoy mas tranquila y encima tengo vacas!
Hoy estoy contenta, ahora se lo que no debo volver a hacer JAMAS, que hay gente que es así y solo busca maltratar y malograr la vida a los demás. Pero conmigo, eso ya no pasa de nuevo.

2 feedbacks:

Elmo Nofeo dijo...

Bien decidido.

Algunos llegan a jefes por casualidad o por franeleros.

Imberbe_Muchacho dijo...

y terminaste la carrera?

concuerdo con el Mono, muchos jefes llegan porque supieron (y saben) arrodillarse (y no para rezar)